Iced Heart

Foro yaoi saint seiya
 
PortalÍndiceFAQBuscarRegistrarseMiembrosConectarse

Comparte | 
 

 Oro (Songfic) (Shaka x Hera)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Sáb Ago 09, 2008 2:17 pm

Bueno, pues este relatito va dedicado a la diosa Hera de nuestro lindo foro: Katt, con motivo de su cumplea~nos el 20 de agosto. Espero que te guste.
El cuento esta inspirado en una cancion serbia titulada Oro http://es.youtube.com/watch?v=lliH5y5UkVE, cuya version espanola se titula Adios amor. http://es.youtube.com/watch?v=lpmNsZ0vlrQ
La historia esta situada en un universo paralelo donde los personajes no poseen los poderes del anime y tiene lugar en la epoca medieval.



CAPITULO UNO

El reino de Olimpia se habia vestido de gala para celebrar los esponsales de su monarca: la reina Hera con el joven embajador del reino de Atena, Shaka. Ambos sabian que tal union no era visto con buenos ojos por los regentes de algunos reinos cercanos, pero tanto en Olimpia como en Atena se vivia una atmosfera de felicidad al saber que la hermosa reina guerrera y el aunque mas joven que su esposa, sabio embajador, contraerian matrimonio en los proximos dias y mas importantes que ambos se casaban, no por razones de estado, sino porque se amaban el uno al otro.

Flashback.
La reina de Chipre, Afrodita, acaba de anunciar sus esponsales con el principe Ares y habia invitado a varios nobles y miembros de la realeza de todos los reinos circundantes. Entre los mas destacados se encontraban: Hera, reina de Olimpia; Poseidon, el emperador de Atlantis; Hades, rey de Terra; Hilda, princesa heredera de Asgard que venia en lugar de su padre, el rey Odin; Siddharta, embajador del reino de Atenea el cual venia acompanado de su hijo mayor, un hermoso nino de unos 6 a~nos llamado Shaka. Su monarca, era tan solo un bebe recien nacido, una nina a la que se impuso el nombre de Atena y en cuyo lugar gobernaba el regente, un hombre muy sabio llamado Shion de Aries, hasta que esta cumpliera la mayoria de edad.

Durante el banquete al joven Shaka le correspondio el honor de sentarse al lado de la reina Hera, la cual desde un principio se quedo maravillada de la hermosura de aquel varoncito de largos cabellos rubios y ojos de azul tan intenso como el cielo; pero aun mas le sorprendio que este nino a pesar de ser uno de tan tierna edad hablara con gran fluidez y mostrara una inteligencia muy superior a la de uno de su edad. Shaka, por su parte, estaba extasiado al ver el gran honor que le hicieron al sentarse junto a la reina olimpica y ver que esta lo trataba como a un igual durante las ocasiones oficiales que se llevaron a cabo y que en todo momento lo trataba con el mismo carino que lo hubiera hecho con otro nino de su edad, sobretodo al saber que su papa era viudo.

Como muestra de agradecimiento el muchachito canto para ella acompanado de su laud mientras conversaban al pasear por uno de los jardines circundantes al palacio de Afrodita. La reina sonrio ante tan galante cumplido y le regalo un bonito panuelo de seda que el chiquitin prometio cuidar mientras viviera y ambos pasaron juntos el mayor tiempo posible que el protocolo les permitia para disfrutar mutuamente de su compania, aunque una vez terminadas las ceremonias cada invitado e invitada tuvo que regresar a su lugar de origen. Shaka y Hera mantuvieron correspondencia desde aquel dia pero no volvieron a encontrarse hasta mucho tiempo despues...

Fin flashback.

CAPITULO 2.


No fue hasta que Shaka cumplio 12 a~nos que le correspondio viajar a un lejano reino en el norte de Europa llamado Asgard, donde permanecio durante dos inviernos en la corte de la ahora reina Hilda, cuyo padre Odin, habia muerto recientemente poco despues de que hiciera jurar a todos sus jarls* que aceptarian a la princesa como a la soberana de aquel helado reino. Estos lo hicieron asi, aunque uno de ellos lo hizo a reganadientes debido a su desmesurada ambicion y tras la ceremonia no perdio tiempo en informar a Poseidon de lo acontecido, lo cual representaria una incomodidad para la reina pues el emperador de Atlantis consideraba a Asgard como un reino vasallo al suyo.
Shaka permanecio alli durante 3 a~nos aprendiendo no solo el manejo de las armas, las leyes de caballeria, el protocolo de la corte asgardiana, sino tambien a observar lo que ocurria alrededor suyo y tratar de no perder detalle acerca de lo que ocurria alrededor suyo, pues algun dia ocuparia el puesto de su padre como embajador del reino de Atena.

Cuando el muchachito apenas habia cumplido 15 a~nos, la joven reina anuncio para la alegria del pueblo de Asgard que habia elegido de entre sus muchos pretendientes al hombre con el cual se casaria, junto al que gobernaria aquel reino y quien resulto ser el candidato mas popular de todos: su capitan de la guardia, Siegfried de Alfa Dubhne, al cual los subditos de Hilda veian como a su heroe. Ademas de ser un bravo guerrero, excelente estratega y un justo gobernador del territorio que le correspondia, era un hombre de imponente apariencia fisica con su larga melena de color castano claro, ojos azules claros como un cielo despejado y alto, toda la estampa de uno de los antiguos dioses vikingos.

No obstante, incluso Shaka se habia dado cuenta de que a pesar de los mensajes sinceros de felicitacion que habian llegado de otros reinos: Chipre, Olimpia y Atenea y que se habian aunado a los de los asgarianos, por otro lado, en otros lugares aquella relacion no era bien vista, particularmente en Atlantis, pues Poseidon creia tener el derecho de que debia haber sido consultado acerca de la conveniencia de tal matrimonio y dar su permiso a Hilda, la cual no lo solicito pues como buena asgariana rechazaba de plano cualquier pretension que Poseidon pudiera tener hacia el gobierno de su reino. Todos sabian que aquello tarde o temprano les acarrearia algun problema.

Shaka no supo lo que acontecio hasta mucho mas tarde pues recibio un mensaje urgente para que regresara a su reino natal poco despues de haber ganado sus espuelas, o sea, el haber finalizado su instruccion y ser ahora considerado como caballero por derecho propio. Su padre habia muerto y la reina Atena que aunque era aun menor de edad, deseaba verlo urgentemente a sugerencia de su regente, asi que tras una despedida protocolaria el joven rubio regreso a su pais con el corazon en un puno pues ahora se habia quedado completamente solo en el mundo ya que su madre habia muerto varios a~nos antes, cuando el era apenas un bebe y no tenia hermanos.

Entretanto la reina Hera acababa de recibir noticias muy graves de parte de su madre. La reina madre, Rhea, habia contraido segundas nupcias algun tiempo atras con el rey Cronos en el lejano reino de Titania y con el habia tenido dos hijos de el que habian muerto al poco de nacer en extranas circunstancias. Nadie podia comprender que habia ocurrido con aquellos ninos que aparentemente nacieron sanos y Rhea sospechaba que su esposo tenia algo que ver en todo aquello. Este horror se confirmo cuando se hallaba embarazada del tercer hijo con este hombre y una de las sirvientas se sincero con la soberana, la cual se mostro horrorizada y sin saber que hacer para proteger a la criatura que albergaba en su seno y a la que aun faltaban dos meses por nacer.
Hera respondio con una misiva oficial a la corte titana en la cual invitaba a su estimada madre a que visitara Olimpia y si lo deseaba, podia pasar el resto de su periodo de confinacion e incluso dar a luz alli. El rey Cronos intercepto la carta y fue quien contesto a su hijastra declinando la oferta en nombre de su madre.

Hera enfurecio al ver aquella respuesta, la cual le parecio una completa insolencia por parte de ese hombre, al cual le entraron ganas de asesinarlo aun a sabiendas de que ello en si no conduciria a nada excepto al desastre y lo ultimo que deseaba era que su reino se viera envuelto en una guerra innecesaria. Esta era una ocasion donde debia dejar de lado cualquier sentimiento personal y concentrarse en el bien de su pueblo. No obstante, Rhea era su madre y como buena hija se encontraba preocupada por ella y por su hermano o hermana que aun no habia visto la luz del sol; habia que encontrar una solucion al problema y tras mucha deliberacion, pues esto no era algo que pudiese confiar a cualquiera, llamo a una de sus sirvientas de mayor confianza, instruyendola que ella y otras tres mujeres se fueran al reino de Titania junto con Hermes.

Rhea recibio una nota codificada por parte de Hermes, el mensajero de su hija y sonrio, enviando otra respuesta en codigo. Hera le estaba enviando ayuda para que aquel pequeno o pequena no corriera la misma suerte que sus hermanos, pero por ahora debia proceder con precaucion para que Cronos no averiguara sus planes.

Hera, sentada en su trono, meditaba acerca del curso de accion que se habia visto forzada a tomar, rogaba tambien que su fiel Hermes llegara sano y salvo a Titania y que se las hubiera apanado para colar discretamente a aquellas fieles sirvientas entre el personal o mejor aun, las damas de compania de la reina Rhea. *Cuidadito, Cronos.... si algo malo acontece a mi madre o a mi hermano, lo pagaras muy caro. Mi venganza sera terrible e implacable y eso, querido, no es una amenaza, sino una promesa*




*La antigua sociedad vikinga estaba dividida en tres grupos: los thrall o esclavos, los bondi u hombres libres y los jarl, los miembros de la clase alta que venian a ser una especie de senores feudales.


Última edición por spica66 el Vie Ago 22, 2008 6:34 pm, editado 3 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Lun Ago 11, 2008 6:11 am

CAPITULO 3

Shaka llego a la capital de Atenea unos dias despues de su partida de Asgard. Su rostro sereno no delataba la profunda tristeza interior que sentia al haber perdido sin haberse podido despedir de su querido padre, quien con tanto esmero y dedicacion los habia educado a el y a sus hermanos menores, Agora y Shiva, quienes tambien estaban entrenando como caballeros en otros reinos tal como era costumbre en aquella epoca.

La jovencisima reina recibio al muchacho con grandes honores y le dio una nueva noticia, pues despues del funeral y un periodo de luto adecuado debia partir a la corte de Olimpia para iniciar sus deberes como embajador, al igual que su progenitor habia hecho anteriormente. Durante su estancia en el reino paso un tiempo con sus familiares, asegurandose que la herencia que Siddharta les habia dejado fuera distribuida de acuerdo con los deseos expresado en su testamento. De nuevo volvieron a reunirse los tres hermanos y a renovar los estrechos lazos fraternales que el tiempo y la distancia no habian logrado erradicar.

Una vez atados todos los cabos sueltos y cumplir con algunas ceremonias protocolarias de la corte, Shaka se despidio afectuosamente de su soberana y partio con rumbo hacia el territorio de la reina Hera, de quien aun conservaba hasta la ultima misiva que le habia enviado en una cajita reservada para su correspondencia personal, en la que tambien estaba guardado el panuelo de seda que la reina le habia regalado cuando el tan solo era un nino.
Por un lado, le dolia tener que marcharse y vivir alejado de su familia, por el otro, sabia que la vida de un embajador era asi, ya lo habia experimentado cuando su padre vivia y tenian que cumplir con numerosas misiones diplomaticas e ir viajando de un lugar a otro para asegurarse del bienestar de su reino y de que se mantuvieran las buenas relaciones diplomaticas entre los reinos fronterizos.

El viaje de Atenea a Olimpia transcurrio sin demasiadas dificultades y acompanado de un pequeno sequito cruzo la frontera, en la que unos kilometros mas atras le esperaba un grupo de caballeros, entre ellos Hermes, que le dio la bienvenida a su nuevo hogar y le escoltaron hasta el palacio donde la reina lo esperaba.

Entretanto una pequena embajada proveniente de las heladas tierras septentrionales se presento ante la reina Atena casi al mismo tiempo que el joven rubio salia de su pais para traer unas excelentes noticias: Hilda, la soberana de Asgard habia anunciado que sus esponsales con Siegfried de Alfa tendria lugar en seis semanas. Atena expreso una gran alegria al conocer tal noticia y pidio a ambos embajadores, Hagen de Merak y Syd de Mizar, que enviaran un sincero mensaje de felicitacion a su senora. Atena habia visto un retrato del guerrero del Dragon y no se extrano en absoluto que aquella fuera la eleccion de Hilda, aunque aun era muy nina era mas que admirar lo belleza y el gallardo porte de aquel guerrero.
Informo tambien a ambos embajadores que lamentablemente, sus deberes le impedirian estar presente justo en aquellas fechas, por lo tanto, Shion de Aries, eligio a los caballeros Camus de Verseau y Shura de Medina para que fueran a Asgard en su lugar y por ultimo, la soberana les invito amablemente a disfrutar de unos dias de la hospitalidad del reino ateniense antes de que partieran de nuevo a las frias tierras del norte, lo cual ambos guerreros aceptaron muy gustosos. En su honor se celebro un banquete en el palacio para la nobleza del reino y tambien una fiesta en las calles de la capital para el resto de los subditos que desearan atenderla.

Por ultimo, Shion y Atena entregaron a los jovenes embajadores un regalo para su senora y su futuro esposo junto con una misiva afectuosa antes de que estos partieran con rumbo a su tierra.

CAPITULO 4.
La reina de Olimpia se paseaba por sus jardines en un raro momento en el que no estaba sumergida en las tareas que conllevaban el ser monarca. Hacia tan solo una hora que habia terminado de recibir a algunos de sus subditos que venian a ponerle al corriente de las noticias del reino, algunos venian porque existia algun problema que necesitaba de su intervencion directa o la de alguno de sus consejeros, otros traian presentes y !como no! los embajadores de Asgard habian partido hacia Atenea tan solo esta misma manana.... en fin, estaba algo cansada y necesitaba unos momentos de asueto. Hera tambien estaba muy preocupada por su madre, asi que cada dia, siquiera que fuera por unos minutos si el tiempo lo permitia trataba de salir al hermoso jardin de rosas, uno de los muchos diferentes tipos de jardin que rodeaban su palacio.

Hoy contaba con la presencia de Hestia, su hermana, tambien hija de Rhea y su primer esposo, lo cual llenaba de alegria a la soberana pues ambas se veian en muy pocas ocasiones ya que Hera, a pesar de ser algo mas joven que su hermana, habia heredado el trono de Olimpia y los derechos de primogenitura pues Hestia no estaba interesada en la politica y habia hecho votos sagrados. Es mas, apenas se la veia excepto en algunas ocasiones protocolarias pues ella a pesar de tener grandes conocimientos y estar bien informada de todo lo que ocurria, se inmiscuia muy poco en la vida publica aunque siempre estaba a mano para asistir a su querida hermana menor. Hera se alegraba de contar con su ayuda pues Hestia tambien era una excelente estratega y lo mas importante, alguien que no ambicionaba su puesto en el reino, con quien poder compartir sus preocupaciones y en quien podia confiar plenamente.

Ambas damas charlaban animadamente cuando un joven heraldo con una carta se presento ante ellas para informarles de que el nuevo embajador de Atenea acababa de llegar a palacio. Los labios de la reina se curvaron hacia arriba cuando leyo el nombre del caballero en la carta de presentacion, alguien a quien ella conocio un tiempo atras y con quien habia mantenido una amistosa correspondencia hasta entonces. Para mayor placer de la reina un objeto conocido por ella acompanaba a la carta: un panuelo de seda.
El heraldo aguardaba pacientemente la respuesta de su senora, la cual ordeno que se condujera al joven y los miembros de su sequito al salon del trono, donde la princesa Hestia y ella los recibirian.


La reina tomo el tejido entre sus manos y lo acaricio suavemente, Hestia sonrio pero no dijo nada, tan solo volvio la cabeza hacia un lado para dar un poco de intimidad a su hermana ya que ella tambien sabia de quien se trataba puesto que tantas veces Hera habia hablado de el.
Hera se habia sentado ya en su trono a cuya diestra habia un asiento similar que ocupo Hestia cuando un hombre joven de largos cabellos rubios entro en la estancia y se dirigio primero a la reina, la cual se levanto al ver como el joven se inclinaba ante ella y besaba su mano, gesto que despues repitio con la princesa.
-Tan galante como siempre, mi querido Shaka.
-Majestad, es un placer veros de nuevo.
-No tanto como lo es para mi, caballero. (Girandose hacia su hermana) Shaka, esta es mi hermana, la princesa Hestia.
-Es un honor estar en vuestra presencia, Alteza. -dijo el galante joven.
-Gracias, Shaka, para mi tambien lo es.

La reina tenia el panuelo en su mano y pidio a uno de sus sirvientes que dispusieran una mesa para los tres y que solamente quedaran dos centinelas con ellos, los demas debian salir de la estancia o colocarse hacia el fondo de ella para darles algo de privacidad.
-Y veo que cumpliste tu promesa, amigo mio.
-No podia hacer menos, mi senora.
-En fin, dejemos las formalidades por unos momentos y cuentame....

Durante largo rato hablaron largo y tendido hasta que llego el momento de que el joven se retirara, su viaje habia sido largo y se encontraba algo cansado. Las dos damas se despidieron afectuosamente de el y antes de ir a dormir recibio noticias del reino de Titania que le llenaron de placer.

*El plan esta funcionando...*


Última edición por spica66 el Vie Oct 03, 2008 3:05 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Miér Ago 13, 2008 1:29 pm

CAPITULO 5.
Varias semanas transcurrieron desde la llegada de Shaka, en el que numerosos eventos tuvieron lugar. Primero, hubo un torneo en honor de la embajada ateniense como bienvenida al reino de Olimpia.
Shaka, como buen caballero, acepto competir en algunas de las pruebas: el tiro con arco y la lucha con espadas. Como era la costumbre de la epoca, muchos caballeros salia a competir llevando una prenda que su dama (ya fuera su esposa, prometida, o simplemente una dama enamorada o que favoreciera a un determinado caballero) les habia otorgada.
El joven rubio como hermoso cumplido hacia la reina ato en su brazo el panuelo que ella le regalo hacia ya tanto tiempo, la reina y la princesa reconocieron aquella prenda de inmediato. Hera quedo profundamente emocionada por el galante gesto del muchacho y lo llamo desde las gradas cuando el ya estaba en la arena saludando a la audiencia con una reverencia. Shaka se acerco hacia donde ella estaba y la multitud quedo en silencio total al ver que Su Majestad entregaba un pequeno estandarte con sus colores al joven ateniense, indicando con ello que el era su favorito. Shaka acepto gratamente aquel honor que se le conferia y prometio que haria todo lo posible por ganar las pruebas en nombre de la soberana.

El silencio pronto dio lugar a unos aplausos ensordecedores que Hera agradecio con un leve movimiento de cabeza y una vez calmado el publico anuncio que debian comenzar el combate... esperando algo inquieta aunque tambien sabedora de que el bello rubio sabria mostrar sus habilidades.
El joven Shaka no la defraudo.

*********************************************
Tras el torneo llegaron inquietantes nuevas procedentes de Titania, dos mensajeros que venian de parte del caballero Hermes, se dirigieron al salon del trono pues en aquellos instantes la reina estaba dando audiencia a un grupo de nobles del pais. Ambos jovenes se disculparon pero las noticias que traian eran urgentes y fueron instados por su senora a hablar.
-El rey Cronos ha marchado a Asgard
Hera comprendio de inmediato lo que aquel mensaje significaba, dio las gracias a los jovenes y pidio a los nobles que se retiraran pues el momento de tomar accion en lo que concernia a aquel asunto habia llegado e hizo que llamaran a Hermes a su presencia para encomendarle la supervision de una peligrosa mision.

Unos dias mas tardes recibieron noticias mixtas, Rhea habia sido rescatada y se encontraba segura en el reino de Creta, bajo la proteccion del rey Minos. No obstante, el viaje a aquella isla habia sido largo y lleno de peligros pues numerosas veces estuvieron a punto de ser interceptados por los esbirros de Cronos que vigilaban los caminos pero a los qu lograron enganar pero como consecuencia, el parto se adelanto mas de tres semanas de la fecha prevista.
Durante varios dias, la soberana de Titania se debatio entre la vida y la muerte, puesto que estuvo a punto de desangrarse pero logro salvarse gracias a la pronta intervencion de los medicos de Minos y tambien a los conocimientos de medicina de Hermes. El bebe que habia parido era un hermoso varon al que puso el nombre de Zeus y tan pronto como la reina se recupero lo suficiente, el pequeno fue llevado al templo de los Coribantes, donde creceria y permaneceria escondido hasta que se convirtiera en un hombre.

Hera sonrio aliviada al conocer las noticias aunque aun se sentia algo inquieta por su madre, la cual para no levantar sospechas habia logrado llegar de nuevo a Titania justo un dia antes que lo hiciera Cronos, a quien uno de los coperos entrego un hermoso caliz lleno de vino al que se le habian anadido algunas sustancias soporificas para asegurarse que quedaba insconciente mientras que la segunda parte del plan se llevaba a cabo. Una de las sirvientas habia dado a luz a un hermoso bebe que desgraciadamente murio tras unos minutos de nacer. El cuerpecito del nino fue llevado a la camara de la reina, la cual lo hizo pasar por su propio hijo dando la excusa de que el chiquitin murio al habersele adelantado el parto. Cronos sonrio satisfecho tras unas hipocritas muestras de tristeza.
Rhea entrego una cantidad de oro a la doncella cuyo bebe habia fallecido y le prometio que se le enterraria como a un principe y asi se hizo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Lun Ago 18, 2008 1:20 am

CAPITULO 6

Cinco a~nos mas tarde.

El tiempo transcurrio, Shaka se habia adaptado perfectamente a la vida y las costumbres de Olimpia y la monarca de aquella nacion, como no, se sentia orgullosa de contar en su reino con la presencia de aquel muchacho que tan buen consejero habia demostrado ser a pesar de su tierna edad. Ademas, Shaka habia conocido ya a la persona que ocupaba su corazon aunque nunca habia expresado tal sentimiento ni confiado el secreto a nadie, ni tan siquiera a la reina Hera pues temia ofender a aquella hermosa dama que lo habia cautivado y no ser correspondido por ella.

Hera ya habia cumplido 28 a~nos cuando algunos de sus ministros expresaron su preocupacion, pues esta aun no habia contraido matrimonio, lo cual representaba un enorme problema ya que si la reina muriera sin descendencia, el reino se veria sumido en un sinfin de problemas ya que varios reinos como los de Poseidon, Hades y Cronos, se lo disputarian. Hestia era la heredera oficial de Hera, no obstante, al haber hecho votos sagrados, ella tampoco tendria hijos. No es que la reina estuviera falta de pretendientes, justo lo contrario, pero por un motivo u otro ella los habia rechazado a todos incluyendo a Hades porque habia alguien de quien estaba enamorada, pero ese era un detalle que aun no habia confiado a nadie, ni tan siquiera al interesado.

Una tarde mientras caminaba por uno de sus jardines en uno de los raros momentos en los que estaba sola, oyo la dulce musica de un laud a la que acompanaba la voz de alguien muy conocido para ella, la persona a la que amaba. No queriendo molestar al galante trovador que tanto sentimiento ponia en aquellos versos, permanecio oculta a su vista mientras que los oia.

Quédate aquí a mi lado
Una noche más en mis brazos
Dime sin hablar yo te siento
En mi corazón tan desierto
Hasta que ilumine el sol
Dame sueño para mi dolor...


*Oh, amado mio, y a quien cantas con tanta ternura? A juzgar por el sentimiento que pones en esas hermosas palabras... es a tu amada... De quien se tratara? Oh, !como temo llegar a saber la respuesta!...* por un lado, la reina estaba pasando por una gama de emociones, pues sintio una pequena punzada de celos al creer que era muy probable que no era ella a quien iban dirigidos, por otro, deseaba conocer la respuesta a sus preguntas pues obviamente el joven poeta no se habia atrevido a declarar su amor. Queria saber si sus esperanzas tenian o no fundamento.
Absorta como estaba, piso sin querer una ramita cuyo crujido fue lo suficientemente audible para que el joven, que hasta ahora creia que habia estado solo en aquel lugar, dejara de tocar y su rostro se ruborizara levemente al ver a la persona para la cual habia compuesto aquellos hermosos versos.

Hera se dejo ver y el joven le sonrio para despues hacer una reverencia.
-Buenas tardes, Majestad.
-Buenas tardes, Shaka.

Mas palabras no fueron necesarias entre ellos.


CAPITULO SIETE.
Inusualmente para la epoca no fue Shaka quien pidio a Hera en matrimonio, sino al reves; ello se debia a que unicamente alguien de rango igual al de la reina podia hacerlo y eso era imposible debido a que ella era la maxima autoridad del reino; por tanto, reunio a sus ministros unos dias despues del encuentro en el jardin y en publico pidio al rubio que se casara con ella, a lo cual el muchacho no dudo en aceptar ante los aplausos y aclamaciones de los alli presentes.
El tan ansiado dia por fin llego, numerosos invitados aguardaban ya a la feliz pareja para que llegaran al lugar elegido, el jardin de una bella casa senorial perteneciente a la reina situada cerca de la frontera del reino de Atenea, donde iban a pronunciar sus votos. En esta ocasion, seria Shion, el regente de Atena, a quien corresponderia el honor de unirlos en matrimonio. La princesa Hestia acompano a Shaka hasta el altar y Hera camino del brazo del principe Ares, el esposo de Afrodita, hacia donde se encontraba su futuro esposo, el cual no volvio la cabeza hacia atras tal como demandaba la tradicion.
Una vez llegada Hera a su lado izquierdo, Shaka le dirigio una tierna mirada y se encontro con una hermosa vision vestida en rojo sobre el cual habia bordados en varias tonalidades de ese mismo color (para denotar su sangre real) y adornos dorados. (Ver http://pearsonsrenaissanceshoppe.com/images/Berengaria_Gown.jpg)
Shaka llevaba una larga tunica en tonos azules (Ver http://pearsonsrenaissancehoppe.com/images/medieval_tunic_overcoat_crop.jpg)

Entre los ilustres invitados se encontraban Siegfried de Alfa, esposo de la soberana de Asgard que habia acudido en su lugar pues esta se encontraba en estado avanzado de gestacion de su primer vastago, quien venia acompanado de la princesa Fler, la hermana de Hilda y de Alberich de Meghrez; algunos de los caballeros atenienses, Shiva y Agora (los hermanos del novio que venian en calidad de testigos del novio), el rey Poseidon, el rey Minos, el caballero Radamanthys (uno de los ministros de Hades, el cual dijo encontrarse indispuesto) y la reina madre, Rhea, cuyo esposo se habia quedado en Titania por "razones de estado".

Cuando llego la hora de que Hera aceptara a Shaka como su esposo, antes de pronunciar el "Si, quiero", cumpliendo con el protocolo real y como senal de respeto hacia Rhea, volvio el rostro hacia ella, la cual asintio con un gesto de la cabeza para dar su aprobacion. Ambos contrayentes intercambiaron anillos y por ultimo Shaka corrio el velo transparente que unicamente dejaba al descubierto los ojos y la frente de Hera, para besar a la novia delante de los alli presentes y con ello y la firma del acta matrimonial por parte de ambos y los testigos: Hestia y Minos (por parte de la novia) y los hermanos de Shaka, concluyo la ceremonia.

En todo el pais se celebraron diversas fiestas que, al igual que el banquete real, duraron varios dias y que fueron financiadas por la tesoreria real con motivo de los esponsales de la soberana y Shaka, el cual con el paso del tiempo se habia convertido en una figura popular entre los subditos olimpicos gracias a su discrecion y sabiduria.
Tanto invitados como contrayentes disfrutaron de aquella hermosa ceremonia y de observar la felicidad que sentian ambos contrayentes, aunque claro esta, no todo el mundo se sentia feliz por ellos... claro que aquel dia ni a Shaka ni a Hera les importo nada en absoluto excepto el tratar de disfrutar de aquellos momentos al maximo.

Por la noche ambos estaban cansados cuando por fin pudieron retirarse a sus aposentos e instruyeron a los cortesanos que ambos dispensarian con las ceremonias protocolarias para desvestirse. Shaka cerro la puerta y ayudo a Hera a quitarse el vestido exterior hasta que se quedo en una larga camisa de dormir. Hera tomo un cepillo y comenzo a pasarlo por sus largas hebras rojas mientras que su ahora esposo procedia a descalzarse y quitarse el doblete y la camisa observando a la reina y duena de su corazon, cantando para ella sus nuevos versos especialmente compuestos para la ocasion.

Quédate aquí en mis versos
Queda como brillo
En mis pensamientos
Esta oración en mis labios
Besa tu piel, mi cariño
Hasta que ilumine el sol


Hera no tardo mucho en sentarse al lado de su esposo, cerro las cortinas de la cama de dosel y se abrazo a el e iniciando una hermosa noche de bodas en las que ambos tan solo lograron adormecerse cuando salia el sol. Los sirvientes tenian instrucciones de no molestarlos y tan solo llegarian por la manana para dejara unas bandejas con provisiones para que los esposos pudieran desayunarse en la intimidad una vez que se despertaran.

Nuna ney, nuna nuna nuna nuna nuna ney Nuna ney, nuna nuna nuna nuna nuna ney
Nuna ney, nuna nuna nuna nuna nuna ney


Última edición por spica66 el Miér Ago 20, 2008 4:56 am, editado 2 veces
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Miér Ago 20, 2008 4:50 am

CAPITULO OCHO

Como en toda historia feliz siempre hay alguien dispuesto a aguar la fiesta, en este caso, tal persona o mejor dicho tales personas eran tres: Hades, Poseidon y Cronos, cada cual con sus motivos.
En el caso de Hades debido a que sus propuestas matrimoniales habian sido rechazadas por numerosas damas pero la que le hizo sentir mas ofendido fue Hera puesto que antes de que Shaka hubiera aparecido en escena, el habia sido el candidato favorito a la mano de la reina de Olimpia y se sintio enormemente defraudado al saber que ella habia preferido tomar por esposo a un caballero bastante mas joven que ella y que ni tan siquiera tenia un titulo nobiliario; Poseidon estaba ofendido con la reina Atena puesto que habia pedido su mano en matrimonio despues del desaire que sufrio al saber que Hilda se casaba con Siegfried y que esta ultima no aceptaba que el reino de Asgard fuera vasallo de sus dominios, Atena tambien le habia rechazado arguyendo que aun era demasiado joven para casarse. Por ultimo, Cronos habia descubierto la enganifa que Rhea y Hera habian montado alrededor del nacimiento y la supuesta muerte del ultimo bebe que habia engendrado.

Cronos estaba furiosisimo pues una profecia que varios astrologos hicieron anteriormente decia que seria derrocado por uno de sus hijos, por lo cual, habia decidido no tenerlos y cada vez que nacia uno, lo mataba, solo que en aquella ocasion, este pequeno habia logrado escapar a las garras de la muerte gracias a la intervencion de Hera y sus aliados. No sabia exactamente donde se encontraba el pequeno puesto que Minos lo habia sacado discretamente de su reino y lo envio bajo la proteccion de la reina Afrodita durante un tiempo y como el chico no pasaba mas que unas temporadas muy cortas en un determinado lugar, para cuando los espias de Cronos tenian noticias suyas ya era tarde pues Zeus se encontraba en otro lugar.
Ademas, desde hacia tiempo tenia sus codiciosos ojos puestos tambien en Olimpia y ahora mas que nunca queria arrebatar el reino a su hijastra para darle una leccion.

Los tres lideres aunque poderosos tenian adversarios que lo eran igualmente y no se atrevian a llevar a cabo movimiento alguno, al menos inmediatamente asi que pasaron algunos a~nos mas en los que se dedicaron a investigar otras posibilidades. Finalmente, encontraron la solucion perfecta al problema en la forma de uno de los guerreros de Asgard, no un guerrero cualquiera, sino uno de los de la guardia de elite de la reina Hilda: Alberich de Meghrez.

Alberich desde hacia ya mucho tiempo habia codiciado el trono de Asgard, uno de sus motivos principales era debido a que el rey Odin habia fallecido sin dejar hijos varones, por lo tanto, si se hubiera seguido la costumbre, ya que el era miembro de una rama de la familia del monarca y el unico heredero varon de la susodicha, hubiera sido a el a quien le corresponderia haber tomado las riendas del reino. No obstante, Odin tenia otras ideas pues sabia lo ambiciosa que era la familia Meghrez y que su sucesor no pondria en primer plano el bienestar de sus subditos; asi que como no habia ley que prohibiera la ascension al trono a una mujer, declaro que Hilda, su hija mayor, seria su heredera y por lo tanto la primera en la linea de sucesion y que el segundo lugar lo ocuparia la princesa Flare mientras que Hilda no tuviera descendientes.
Aquel anuncio y el que para mayor humillacion a su modo de ver era el que no se le hubiera nombrado como capitan de la guardia real siendo concedido este honor a Siegfried de Alfa y que fuera este, ademas, el que contrajera matrimonio con ella.

CAPITULO NUEVE.
Un dia en el que Siegfried se encontraba con sus tropas tratando de dar alcance a unos guerreros enemigos que se habia infiltrado en Asgard, Hilda se encontraba con parte de su sequito en un lugar cercano al mar, el cual delimitaba la frontera entre Asgard y el reino de Poseidon. Este ultimo, tambien tenia cuentas pendientes con la monarca nordica pues aun le guardaba rencor por no aceptar su reclamacion a la soberania de Asgard y a modo personal, por haber rechazado su propuesta de matrimonio en favor de un hombre de rango inferior y ahora le habia llegado la hora de poder por fin vengarse.

La mayor parte de la compania que habia viajado con Hilda habia sido sobornada por Alberich, el cual estaba observando todo lo que ocurria desde un lugar discreto, por lo cual cuando uno de los generales de Poseidon llamado Sorrento ataco a la reina. Los traidores se retiraron de su lado y dejaron que el general se la llevara despues de matar al punado de soldados leales, de los cuales tan solo uno sobrevivio a la masacre puesto que lo habian dejado inconsciente y lo dieron por muerto. Cuando recupero el conocimiento el joven logro huir hasta la capital del reino, donde llego mas muerto que vivo e informo a la princesa Flare de lo que le habia acontecido a su hermana.

La princesa no perdio el tiempo y reunio a Siegfried (que ya habia regresado de su campa~na) y al resto de la guardia real que le eran fieles todavia para organizar el curso de accion a seguir. Tras una deliberacion, se decidio que la princesa Flare y Siegfried actuarian como regentes mientras que Hilda no apareciera, el principe Hendrik, el mayor de los hijos de Hilda y Siegfried fue investido oficialmente como heredero al trono y primero en la linea de sucesion, con su hermana Elfriede ocupando el segundo lugar. Tambien se despacharon una serie de mensajeros con misivas en clave en direccion a los diferentes reinos aliados.
Algunos de estos mensajeros fueron capturados y torturados, pero unos pocos lograron su objetivo de informar a Atena, Hera, Minos y Afrodita de lo que habia ocurrido en las gelidas tierras del norte.

Desgraciadamente, dias mas tarde, las tropas de Poseidon ya habian comenzado su imparable descenso hacia la capital pues debido a la traicion de Alberich, tres de los jarl que protegian las fronteras nortenas habian sido derrotados: Mime de Benetnasch, Fenrir de Arioto y Hagen de Merak.
La princesa Flare sintio un horrible pesar al saber que Hagen habia muerto ya que era el hombre con quien se habia comprometido en matrimonio, pero aquel no era momento para dejarse llevar por el terrible dolor que la acuciaba tal como le habia recordado Siegfried. Ambos anunciaron a Thor de Pecdha, un hombreton de mas de 2 metros de altura y miembro tambien de la guardia real, que se encargara de llevar al principe Hendrik y a la princesa Elfriede fuera del pais.

La reina de Olimpia, alarmada al haber oido las terribles noticias habia comenzado tambien los preparativos para la guerra y envio un mensaje a Asgard ofreciendoles su ayuda. Flare decidio tomarle la palabra y pidio al hombreton que llevara a los ninos a aquel lugar pues sabia que si estos caian en manos de Poseidon, seria su fin. Por ultimo, la joven decidio usar su arma secreta, un joven espia llamado Bud de Alcor, para que se dirigiera de inmediato hacia la capital ateniense y averiguara si la soberana habia enviado ya ayuda a Asgard.
Este joven al que pocos conocian, era el hermano gemelo de Syd de Mizar, el cual fue el siguiente en caer atacado por varios guerreros simultaneamente, unos dias despues de que su hermano partiera hacia Atenea. El gemelo mas joven regreso justo cuando su hermano estaba en los ultimos instantes de su vida y se encargo de despachar a los guerreros enemigos.
Hecho esto, llevo el cuerpo inerte de su hermano para darle sepultura mientras las lagrimas caian por su rostro.

La noticia de la muerte de Mizar supuso un durisimo golpe a la moral de aquellos que defendian el palacio: Flare y Siegfried. Las unicas buenas noticias que recibieron fueron las que Bud les dio acerca de los guerreros atenienses, algunos de ellos se habian movilizado y estaban a punto de alcanzar los limites fronterizos del sur.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Vie Ago 22, 2008 4:25 am

CAPITULO 10

La reina Hera se encontraba disfrutando de un raro momento de tranquilidad en los jardines junto a su amado esposo cuando fueron interrumpidos por uno de los centinelas. El hombre venia agitadisimo y les anuncio la llegada de uno de los emisarios asgardianos.
Shaka y Hera cruzaron miradas por un brevisimo instante y tan aprisa como pudieron fueron hacia el salon del trono donde se encontraron con una vision que les helo la sangre: Thor de Pecdha, uno de los siete jarls de Asgard, habia sido malherido, tenia una horrible herida de la cual manaba una enorme cantidad de sangre y tres flechas aun estaban clavadas en los costados de su cuerpo ya que para poder pasar desapercibidos mientras huia con los ninos se habia vestido como un simple campesino y la cota de mallas que llevaba en lugar de armadura no le habia prestado la suficiente proteccion.

Con el venian dos ninos de tierna edad, asustados y vestidos practicamente en harapos. El hombreton rechazo cualquier tipo de atencion hacia su persona pues sabia que ya no le quedaba mucho tiempo, asi que explico quien era y entrego un documento lacrado a Hera, la cual reconocio el sello oficial de la reina Hilda. La carta era del puno y letra de la princesa Flare explicando lo que les habia ocurrido en su tierra y pedia que se ofreciera proteccion a los pequenos y al mensajero que entregara aquella misiva.

Hera ordeno que viniera alguien a atender a las heridas de Thor, aunque bien poca cosa se podia hacer por el y que se llevaran a los ninos para darles un bano, ofrecerles ropa limpia, algo de comer y unos aposentos dignos de su rango. La reina se acerco al hombre y con un panuelo se seda limpio su sudoroso y angustiado rostro.
-Valiente caballero, vete tranquilo, los principes de Asgard viviran aqui bajo mi proteccion durante todo el tiempo que sea necesario y creeme que la gente que ataco tu tierra y secuestro a tu soberana recibira su merecido.- sus ojos verdes se apartaron por un momento del rostro de Thor y despidieron un pequeno destello furioso al pronunciar aquellas ultimas palabras, pero su expresion volvio a suavizarse al mirar directamente a aquel hombre que habia sacrificado su vida para proteger a aquellos ninos- Pero ahora... la mision que tu senora te encomendo ha sido cumplida.

El la miro agradecido y pronto el dulce sueno de la muerte lo envolvio. Hera se encargo de cerrarle los ojos y ordeno que su cuerpo fuera limpiado, se le diera una vestimenta y ultimos honores acordes con los de un caballero de su rango antes de recibir un digno enterramiento.

La reina apreto los punos y juro vengarse por la afrenta que Poseidon, Hades y Cronos habian cometido, pues de sobra sabia que su propio reino tambien se veria atacado tarde o temprano. Sin mas perdida de tiempo, llamo a Hermes para que despachara un mensaje a la reina Afrodita y al principe Ares para que acogieran al principe Zeus de nuevo, ya que las rutas marinas entre Creta y Olimpia no eran seguras y estaban siendo fuertemente vigiladas por los generales de Cronos.
El escape del joven principe se produjo justo a tiempo pues el rey Minos fue capturado por Hades, el cual tenia sus miras puestas en el reino de Atenea como siguiente objetivo y se dispuso a atacarlo.

CAPITULO ONCE.

Las malas noticias seguian sucediendose por doquier: el reino de Asgard habia caido en las garras de Poseidon, el cual ahora se dirigia hacia Olimpia mientras que Hades atacaba al de Atena y Cronos se dirigia hacia Chipre dispuesto a matar a su hijo.
En Asgard, finalmente murio el ultimo jarl. Siegfried de Alfa lucho contra varios guerreros con los que consiguio acabar mientras luchaba contra todos ellos al mismo tiempo pero desgraciadamente las heridas que le habian inflingido le habian dejado practicamente desangrado cuando se vio en presencia de un nuevo enemigo con el cual tenia un asunto personal: Sorrento de Sirena, el hombre que habia secuestrado a su esposa.

El general Sorrento le dijo que se rindiera, a lo cual Siegfried se nego e instruyo a la princesa Flare a que se marchara hacia el Templo Sagrado, lo cual hizo la muchacha rapidamente acompanada de unos pocos soldados y de los cinco guerreros atenienses que habian logrado cruzar las fronteras de Asgard tras enormes dificultades. Sorrento trato de interceptarla pero Siegfried se interpuso.
El general se rio de el y le dijo que sino lo hacia, Hilda seria torturada hasta morir ahogada atada a unos acantilados a merced de las fuertes corrientes que tenian lugar en un remoto lugar de la costa en el reino de Poseidon.

-!Malditos cobardes!, sino hubiera sido por la traicion de Alberich..... - mascullo Siegfried el cual enfurecio al haber oido al general pero aun asi lanzo un ultimo ataque contra Sorrento, el cual unicamente sobrevivio porque Siegfried ya estaba a punto de morir.
El cuello del general habia enrojecido horriblemente y su rostro lucia el mismo color, le llevo un largo rato recobrar el aliento y para entonces Flare ya se encontraba en camino hacia el Templo donde se topo con los caballeros atenienses.
Estos trataron de dirigirse hacia el palacio pero la princesa les pidio que no lo hicieran puesto que Siegfried ya habria muerto a estas horas y que debian dirigirse rapidamente hacia el Templo Sagrado, alli se encontraban unas reliquias, una espada y un estandarte, que tan solo se usaban en tiempos de emergencia y que llamarian a la lucha a todo el pueblo de Asgard.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Lun Sep 01, 2008 2:57 pm

CAPITULO DOCE.

Tras haber presenciado la muerte de aquel valiente guerrero, Hera decidio que no habia tiempo que perder y convoco a sus mas allegados ministros a una reunion urgente pues habia que llevar a cabo las tareas de implementar mayor vigilancia en las fronteras del reino, fortificar el castillo principal, preparar un sistema de almenaras y otro de comunicacion por palomas mensajeras, y de ser necesario en una urgencia, de evacuar a todos aquellos que vivian cerca de las zonas fronterizas.

Tambien anuncio que puesto que no tenia descendientes directos que si ella faltaba su hermana Hestia y su esposo serian los regentes del reino, por lo cual, llevaron a cabo una ceremonia en la que los nobles debian hacer un juramento de obediencia y lealtad a ambos.

A medida que pasaban los dias y semanas las noticias que llegaban eran de cada vez mas lugubres, las fuerzas enemigas seguian avanzando: recibieron la penosa noticia de que Siegfried de Alfa, el padre de los principes asgarianos habia muerto al igual que el resto de los jarls. A pesar de todo, habia algunos atisbos de esperanza pues un jarl hasta ahora desconocido habia sobrevivido, Bud de Alcor, el cual habia trabajado como espia de la reina Hilda, ahora habia tomado el puesto de su hermano gemelo, Syd de Mizar, tras la muerte de este y que ahora se encontraba al lado de la princesa Flare y los caballeros atenienses dispuesto a defender al pueblo de Asgard.

Otra noticia que les devolvio la esperanza despues de conocer la caida del reino de Creta fue que el principe Zeus habia logrado encontrar refugio en los dominios de la reina Afrodita, aunque lo hizo solo justo a tiempo de que las huestes de Cronos dieran con el.

Aunque... un peligro mucho mas inmediato les acechaba pues llego una misiva dirigida al esposo de la reina. Esta venia sellada con la imagen de un loto, el emblema de la familia de Shaka, el cual supo de inmediato que aquel mensaje venia de parte de sus hermanos.
En el se le informaba que el reino de Atena habia sido invadido por las tropas de Hades y que estaban avanzando inexorablemente hacia el castillo de la reina. Necesitaban ayuda inmediata.

Hera comprendio la preocupacion reflejada en el rostro de su amado pero ya que estaban en publico debia mantener la calma y la sangre fria, el protocolo debia ser respetado. Hera aun no habia tenido tiempo de confiar un secreto a Shaka acerca de su estado de salud, el cual llevaba varias semanas no siendo normal y aunque no debia mostrar signos de debilidad en estos momentos tan graves, la reina se encontraba siempre agotada en extremo cuando se retiraba a descansar, le costaba levantarse y sufria terribles nauseas, ademas que su piel se habia vuelto algo mas palida.
No estaba acostumbrada a sentirse asi, pues su salud siempre habia sido de hierro pero no queria alarmar a nadie y menos aun a su marido.

-Alteza, que ocurre? -le pregunto visiblemente alterada.
-Majestad, la reina Atena necesita ayuda... -Shaka le tendio la carta.
-Lo se... pero os necesitamos aqui tambien... -con gran ternura en su voz-... que haria nuestro reino sin su mejor consejero?...
-Mi senora, vos teneis generales mas que capaces de cuidar y dirigir del reino de Olimpia y vos sois como jefe de estado la persona mas importante, ademas, Majestad vos, la princesa Hestia y Don Hermes sois excelentes estrategas y no olvideis que contais con el favor de todos vuestros subditos.- Shaka habia notado que el ademan de su esposa era diferente al que mostraba normalmente en publico y en ocasiones donde se discutian los asuntos de estado.
-(Hestia) Asi es, Majestad. Vuestro esposo tiene razon.
-(Shaka en voz solo audible para ella) Amor mio... debes cuidarte, no te veo buena cara.
-Entonces que sugeris? -dijo ella tratando de que no se preocupara -Quereis ser vos, Alteza, quien vayais personalmente al reino de Atena?
-Majestad, debo asistir a Atena...
-(Hermes) Majestades, si su reino cae, el nuestro sera el siguiente en ser atacado.
-(Shaka) Mi senora, ademas de vuestro esposo, consejero y (sonriendo) humilde servidor, sigo siendo el embajador de Atenea y por lo tanto, tengo una obligacion con ese reino.

Hera se levanto y los miro a todos fijamente.
-Teneis razon.... debeis partir lo antes posible. Hermes, asegurate que Su Alteza tiene a los hombres y recursos necesarios para emprender esta mision. Senores, esta reunion queda terminada.

Todos obedecieron gustosamente pues ahora Hera la mujer habia sido dejada de lado, dando paso a la reina.

Tres lagrimas
mis ultimas
te mando que te cuiden bien.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Mar Sep 02, 2008 5:37 am

CAPITULO TRECE

Inexorablemente el tiempo fue pasando, cruentisimas batallas tuvieron lugar en todos los reinos para poder repeler a las fuerzas invasoras.

En el norte, a pesar de que la mayoria de los jarls habian muerto, la devastacion causada por las tropas de Poseidon habia comenzado a revertirse ya que con la ayuda de los caballeros atenienses, los guerreros de Asgard lograron rescatar a Hilda, la cual se puso junto a su hermana al frente de sus soldados para continuar con la lucha, a pesar del enorme dolor que le causo el que se le diera a conocer la noticia de la muerte de su esposo y de la incierta suerte que sus hijos corrian. Se sentia agradecida a Hera por haberles dado asilo pero aun a sabiendas de la necesidad que ello representaba porque primero debia asegusarse de que su reino era reconquistado y convertido de nuevo en un lugar seguro, odiaba estar separada de ellos.

El reino de Creta por otra parte, fue sujeto a una terrible devastacion y el rey Minos se hallaba en paradero desconocido, presumiblemente muerto, aunque su cuerpo aun no habia sido hallado. Aunque no faltaba quien decia que lo habian visto por diferentes lugares, claro que hasta ahora no habia habido pruebas fehacientes en cuanto a su paradero.
Minos era particularmente odiado por Cronos puesto que este a pesar de mantener las apariencias de amistad hacia el y Hades se habia confabulado con su esposa e hijastra para dar asilo al principe Zeus, lo cual suponia una falta totalmente imperdonable en sus ojos. Cronos tenia siempre muy pendiente aquella profecia que especificaba que algun dia un hijo suyo lo derrocaria y tenia miedo, o mas bien, sentia horror al ver que Zeus se le habia escapado de las manos gracias a unos poderosos aliados y tal designio podria cumplirse.

Cerca de las costas del reino de Chipre se estaba librando una ferocisima batalla maritima entre Cronos y el ejercito de la reina Afrodita, a cuya cabeza marchaba su mejor general: su esposo, el principe Ares. La reina entretanto estaba haciendo preparativos para la defensa de su isla pues no iba a tolerar de ninguna manera que nadie le arrebatara lo que era suyo por derecho propio y llamo a su presencia al principe al cual durante todo este tiempo habia dado asilo y que ahora se habia convertido en un hombre joven, apuesto y valiente.
-Alteza, debeis partir de mi reino cuanto antes, pronto las fuerzas de vuestro padre rodearan la isla y os sera imposible escapar.
-Mi senora -respondio el muchacho- creo que este no es momento de huir.
-Huir?, no, pequeno... vos sois la esperanza del reino de Titania ahora que vuestro padre se halla fuera de sus tierras.
-Senora, con todo el debido respeto -dijo el joven en voz firme y decidida- debo desobedeceros.
-Zeus -respondio ella mirandolo con un profundo carino- debes salir de aqui. No tan solo porque ya no puedo garantizar tu seguridad.
-No es necesario, Majestad. Ya es hora que ponga de mi parte...
-Entiendo -dijo ella asintiendo- por eso deseo que salgas...
-Senora...
-!Escucha!, no te lo pido enteramente por tu bien... necesito que alguien lleve a cabo una mision peligrosisima.

Afrodita llamo a su presencia a un hermoso nino de cabellos rubios y rizados.

-Mi hijo, el principe Eros, no esta seguro en Chipre. Confio en que Ares sera capaz de detener a nuestros enemigos, pero...
-Senora, vuestro esposo es un general y estratega excelente.
-Lo se, mi querido principe, lo se.... -respondio languidamente- pero recuerda una cosa, el resultado de la batalla no esta garantizado. Suponiendo que lograran derrotar a mis soldados en el mar e invadieran la isla, se perfectamente que su siguiente objetivo seria invadir este palacio, capturarme ya fuera viva o muerta y tambien a mi hijo...
-Entiendo.... no es necesario que anadais mas. Cuando partimos?
-Lo antes posible.

La soberana y el principe discutieron los detalles necesarios para llevar su plan a la accion y al amanecer, los dos principes partieron en el barco que los llevaria a su destino.

En el reino ateniense las cosas no iban mejor, depleto de varios de sus guerreros que habian sido anteriormente enviados para ayudar a sus aliados asgarianos y de otros que habian resultado ser agentes dobles enviados por su soberana al campo enemigo, los soldados de Hades aprovecharon la oportunidad para atacar aquel reino. El primer castillo atacado fue el de un joven llamado Mu, el cual logro derrotar a dos caballeros que anteriormente habian servido a Atena para casi inmediatamente llevarse la sorpresa de su vida al encontrarse cara a cara con alguien que habia sido su mentor y a quien habia querido como a su propio padre: el regente Shion, el cual venia vestido con una armadura con el emblema de Hades.

Las luchas se fueron sucediendo con resultados mixtos, el joven caballero Mu se salvo debido a que otro caballero tomo su lugar y se enfrento a Shion. En camino hacia las almenaras vio que varios de los castillos que separaban el suyo del de Atena estaban ya siendo atacados, en el mas proximo al suyo, su buen amigo el conde Aldebaran habia muerto atacado por la espalda por uno de los soldados de Hades que ahora se dirigia hacia el lugar donde Shaka y sus hombres se hallaban.

En Olimpia la reina Hera se hallaba ansiosa a la espera de noticias de su esposo a quien habia visto intermitentemente durante estos ultimos a~nos y tras cuya primera forzada separacion se habia encontrado en un estado de salud muy delicado y le habia llevado varios meses el poder recobrarse. Afortunadamente durante los tiempos mas duros habia contado con la presencia de Hestia y Rhea quienes habian resultado ser un apoyo valiosisimo.
Ahora, ya totalmente recuperada, se encargaba de que su reino permaneciera seguro, tanto por el bien de sus subditos como aquellos a quienes habia prestado asilo.

Shaka, amor mio, vuelve pronto....

La reina se quedo parada en el jardin mirando el punto exacto donde oyo a Shaka cantar aquellos hermosos versos que tiempo atras habia compuesto especialmente para ella y ambos por fin averiguaron que se amaban el uno al otro. Una lagrima rodo por su mejilla, la cual seco rapidamente pues no deseaba tener que dar explicaciones a nadie acerca de su estado de animo, a pesar de que era un secreto a voces el que anoraba a su marido. Su unico consuelo en el plano afectivo era tener a su familia a su lado.
Tras unos raros momentos de soledad que le eran absolutamente necesarios se encamino hacia el interior del castillo con paso firme y decidido. Su semblante era calmo como de costumbre y sus ojos verdes brillaban con el fulgor y la determinacion de siempre.

Mis últimas tres lágrimas
Te mando que te cuiden bien
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Jue Sep 04, 2008 7:16 pm

CAPITULO CATORCE

Muchos a~nos pasaron en los que se lucharon horribles y cruentas batallas en los diversos reinos. Tras varios meses despues de que la cruel guerra llegara a su fin, comenzaron las tareas de restauracion en los diversos reinos.
Los principes de Asgard regresaron a su pais, donde fueron recibidos con grandes honores pues ellos simbolizaban la continuacion de la dinastia iniciada por su soberana y el heroe de Asgard que con tanta valentia junto a los demas jarls dio su vida por la defensa de su tierra. Poseidon fue encerrado en una de las mazmorras y de sus generales que quedaron con vida se exigio que pagaran compensacion a los habitantes de Asgard de su propias arcas.

Hades fue desterrado y su reino fue anexionado en parte por el reino de Atena y el resto por el de Olimpia. Las fuerzas del principe Ares no solo lograron repeler a aquellos navios que intentaron invadir Chipre, sino que una vez que se cercioraron de que el rey Minos habia fallecido sin dejar herederos, anexionaron la isla de Creta al reino de Afrodita.

************************************

En el reino de Olimpia todas las familias aguardaban con impaciencia la llegada del ejercito vencedor. Un hermoso jovencito de ojos verdes esperaba con impaciencia la llegada de su padre y cada manana subia a la colina mas cercana a su hogar para tratar de divisar en la distancia su llegada.
Su deseo se cumplio un hermoso dia soleado en el que a lo lejos se oian los distantes sonidos de cascos de caballos y de los vitores de los habitantes del reino; desde el lugar donde el chico se encontraba se podia ver la gran nube de polvo que los soldados levantaban al pasar y los estandartes victoriosos alzados orgullosamente, ondeando al viento.

La madre y la abuela del pequeno salieron a su encuentro y el nino pidio.
-Madre, por favor, podria ir a su encuentro? -dijo el chico viendo que los soldados portaban su estandarte.
-Hijo, ten paciencia, pronto llegara -dijo la bella mujer con gran ternura.
-Madre...., por favor.... -la miro con ojos suplicantes y una hermosa sonrisa que le recordaba mucho a la de su esposo.
Viendo que nada haria desistir al pequeno y sintiendose enormemente orgullosa de el, la mujer dio permiso para que fuera el primero en recibir a su padre.
El nino salio disparado hacia el lugar donde se encontraba el lider de los jinetes que se dirigian hacia palacio.

No obstante.... pronto aquella pequena familia se dio cuenta de que algo no iba bien, las dos mujeres se miraron y observaron atentamente al ejercito. Aquellos hombres no marchaban alegres ni respondian a la algarabia que el pueblo les hacia; es mas, todos llevaban atado un panuelo negro en un brazo en senal de duelo y el estandarte que el nino buscaba con los ojos..... tambien lo portaba. El muchachito algo preocupado se acerco a Hermes, el cual lideraba el ejercito, el cual traia un cautivo enemigo de alto rango consigo.
-Don Hermes, donde esta mi padre? -pregunto extranado el muchacho.
-Alteza, es un gran honor el que hayais salido a recibirme, pero decidme, donde esta la reina? -respondio con gran pesar el hombre.
El pequeno senalo hacia el grupito que habia en la entrada del castillo.
-Ocurre algo malo? ... -pregunto con la voz temblorosa.
-Dejadme hablar con ella primero, por favor, Alteza.

El pequeno fue directo hacia su madre y se coloco a su lado y Hermes se arrodillo ante ella. Hera lo miro por un momento a los ojos y no le hicieron falta las palabras para comprender que a Shaka le habia ocurrido algo grave.
-Y bien, Hermes...? que noticias traes?
-Majestad.... -dudo el antes de hablar.
-!!Habla!!
-Majestad, Su Alteza... murio en el campo de batalla mientras luchaba contra tres caballeros traidores a Atena.
-!!!NO!!!....

El rostro de la reina se contrajo en un rictus de horror y sorpresa al oir aquellas terribles noticias; las lagrimas comenzaron a caer de sus ojos de forma incontrolada. Su madre la estrecho contra ella como tantas veces habia hecho cuando era nina y su hijito, Siddartha, tambien comenzo a llorar abrazado a su mama, de hecho, ninguno de los que estaba alli podia ser indiferente a una imagen asi. Hasta los soldados mas duros de aquellas tropas tenian una lagrima a punto de caerse pues Shaka habia sido un personaje enormemente popular en Olimpia.
Aquella desgarradora escena tan solo duro unos momentos puesto que Hera tenia conciencia de que estaban en un lugar publico y sus ojos centelleantes no pudieron contener una mirada de rabia y furia dirigida al personaje que habia sido capturado por su ejercito: Shion, el cual seguia vestido con la armadura y el emblema del rey Hades.

-!Ponedle bajo arresto en la torre principal del castillo! -ordeno a sus hombres- Mas tarde se le sometera a interrogatorio.


Última edición por spica66 el Vie Oct 03, 2008 3:19 pm, editado 1 vez
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Sáb Sep 06, 2008 8:53 am

CAPITULO QUINCE

Unas semanas despues de aquella terrible escena, Hera habia ordenado que trajeran a Shion a su presencia en la sala del trono, donde se encontraban tambien presentes sus ministros y su madre y hermana.
El regente ateniense a pesar de haber estado encarcelado concediendosele unicamente las comodidades minimas para asegurar su bienestar no habia perdido ni un apice de dignidad, cualidad que quizas equivocadamente la reina creia digna de admiracion. Furiosa como estaba y sintiendo los terribles deseos de venganza que con toda seguridad su esposo le reprocharia, debia, no obstante, ofrecer un juicio justo al otrora buen amigo a quien desgraciadamente la evidencia que habia en contra suya por la participacion en la muerte de Shaka era enorme.

-Y bien, Shion? No tienes nada que anadir?
-Majestad, bien sabeis que soy responsable por mis acciones pero yo no fui quien dio muerte a vuestro esposo.
-Si tu no fuiste, se hizo por orden tuya y por lo tanto eres tan culpable como los caballeros que lo apunalaron... Shion, por que?
-Senora, aun a riesgo de ofenderos mas, voy a declinar el responder a mas preguntas... pues no puedo ofreceros pruebas que os demuestren lo contrario a lo que creeis.
-Entonces, me dejas sin otra opcion.... -dijo en un pesado suspiro y mostrandole un documento -... si firmo esto ya sabes lo que te espera. Reconsideraras o no? Ni tan siquiera vas a decirme donde se encuentra el cuerpo de mi esposo?

Shion nego con la cabeza.

-Esta bien, Shion. (A dos de sus guardias) Conduzcanlo a su celda, manana, al mediodia se le ejecutara.

Tan pronto como pronuncio aquellas palabras envio un mensajero al reino ateniense para que su soberana estuviera al corriente de lo ocurrido.
Unas horas despues la reina Atena envio una respuesta.

Al dia siguiente.


La reina Hera habia pasado toda la noche en vela, no habia podido dormir debido al nerviosismo que la consumia y que en publico se guardaba muy bien de mostrar, pero a solas... era imposible esconder tales sentimientos. En su dormitorio, el cual habia compartido con su esposo todas las noches en las que el destino no les habia separado, se habia convertido en un lugar un tanto opresivo, pues todas las pertenencias de Shaka se hallaban aun alli puesto que Hera habia jurado no deshacerse de nada hasta que se encontrara el cuerpo de Shaka.
Sabia que aquel era un comportamiento algo irracional, pues su esposo no regresaria ya con vida, pero sin poder darle un funeral digno se sentia como si no hubiera podido haberle dicho adios debidamente y empezar el proceso de duelo.

*Amor mio, ya no podre volver a oir tu voz, ni ver tu hermoso rostro, ni escuchar tus versos y palabras de amor.... Tambien me duele el no tenerte a mi lado aunque me dejaras antes de partir mi unico consuelo: el mas preciado tesoro de todos cuanto poseo, pues ningun objeto material puede compararse a este hermoso nino que me dejaste y es tu vivo retrato. !Que dolor me causa el saber que crecera sin su padre!...*

Quédate aquí a mi lado
Una noche más en mis brazos
Dime sin hablar yo te siento
En mi corazón tan desierto
Hasta que ilumine el sol
Dame sueño para mi dolor

Quédate aquí en mis versos
Queda como brillo
En mis pensamientos
Esta oración en mis labios
Besa tu piel, mi cariño
Hasta que ilumine el sol

Nuna ney, nuna nuna nuna nuna nuna ney
Nuna ney, nuna nuna nuna nuna nuna ney

Tres lágrimas, mis últimas
Te mando que te cuiden bien

Nuna ney, nuna nuna nuna nuna nuna ney
Nuna ney, nuna nuna nuna nuna nuna ney

..................


Sus melancolicos y tristes pensamientos se vieron interrumpidos al escuchar la conmocion que se habia producido a la entrada del castillo. Aun no habia salido el sol y por lo tanto, el puente levadizo aun no se habia abierto, motivo por el cual afuera un importante personaje demandaba que le dejaran entrar inmediatamente. La reina se vistio rapidamente y tan pronto como habia terminado uno de sus centinelas aporreaba la puerta. Ella misma fue a abrir.
-!Soldado! Que modales son esos?... - demando saber, pero viendo la expresion de urgencia en el rostro del hombre su voz se suavizo- que noticias traes? Confio en que es algo urgente.
-Disculpadme, Majestad, alguien desea veros de inmediato.
-Quien?
-Lo siento, senora, el caballero en cuestion no quiso dar su nombre.
-Por que no?
-Dijo que traia noticias de gran interes para vos en relacion a los reinos de Atenea y Titania.
-Esta bien -dijo algo contrariada la reina -espero por su propio bien que sea algo urgente, sino lo pondre bajo arresto.

En el salon del trono.

La reina llego alli bastante agitada aunque antes de abrir la puerta se paro por unos instantes para componerse y mantener un ademan sereno a pesar de que el corazon amenazaba con estallarle. Vio al otro lado de la estancia la figura de un muchacho de unos 16 a~nos que le resultaba extranamente familiar.
A medida que avanzaba, el joven se giro hacia ella sonriendole.
-Buenos dias tengais, Majestad.
-!!Zeus!! -respondio la reina con un gesto de sorpresa en su rostro.
El joven se acerco a ella con una reverencia y tomo la mano que le tendia llevandosela a sus labios. Ambos hermanos cumplidas las formalidades se abrazaron estrechamente.
-No sabes cuanto me alegra verte, mi querido hermano.
-Tengo tanto por contarte, Hera -senalo a un joven menor que el- este es Eros, hijo de Ares y Afrodita.
-Bienvenido seais, Alteza.
-Majestad.... -el joven se inclino y beso la mano de la reina.
-Vamos, mi pequeno, dejemos las formalidades y vayamos a desayunar. De paso, Zeus, me daras las noticias que traes que son tan urgentes.

Los tres se dirigieron hacia el comedor y se sentaron alrededor de la mesa que habia sido dispuesta para ellos.
Zeus y Eros empezaron a relatar las aventuras que habian tenido desde que salieron de Chipre. Su barco se hundio cerca de las costas de Titania al chocar contra unas rocas, aunque por suerte no hubo mas que unas pocas fatalidades pues todos los marinos eran buenos nadadores y no estaban lejos de tierra. Resolvieron el problema de hallarse en territorio hostil al vestirse todos con ropas humildes y tras unos dias de incertidumbre, lograron llegar al palacio del rey Cronos donde ambos jovencitos encontraron trabajo sirviendo en la mesa de los nobles titanes.
-Y que ocurrio?
-Mi querida hermana, ante ti tienes al nuevo rey de Titania. Nuestro tiranico padre esta muerto...

La reina se quedo un tanto perpleja al oir aquellas noticias pero sabia que su hermano no tenia razon alguna para mentirle y menos aun cuando le conto en mas detalle lo ocurrido. Cronos no habia reconocido al joven Zeus, a quien nunca habia visto en persona ya que su madre logro que el joven escapara de sus garras siendo este un recien nacido. Por ese motivo nadie en aquel reino le habia reconocido y menos aun al ir vestido con las ropas de un simple plebeyo; debido a su gran hermosura se le dio un empleo en palacio y gracias a Gea, la antigua aya de su madre que aun vivia en el palacio y le era fieramente leal, logro conseguir al joven un puesto como copero del rey. Gracias a unas hierbas que inducian a un estado soporifico que mezclaron con el vino que cada dia tomaba el rey, lograron que este se adormeciera y Zeus aprovecho para cortarle la cabeza.

-En caso que no me creas... -el joven senalo hacia un fardo.
Hera lo abrio y vio que contenia la cabeza de su odiado padrastro. Al menos aquel reino se habia librado de tan terrible tirano y en Zeus tendrian a un monarca mas justo que haria todo lo posible por garantizar el bienestar de su gente; su madre tambien podria regresar a aquel lugar para ayudar al jovencito a tomar las riendas del poder, pues al contrario que su esposo, Rhea se habia ganado el respeto y carino de sus subditos.

Mas tarde...

Las buenas noticias no le habian hecho olvidar la terrible tarea que debia llevar a cabo muy pronto y con gran pesar en su corazon, pues ya tan solo faltaba media hora para que llegara el mediodia, se dirigio al lugar donde se habia preparado el cadalso. Debido a que Shion era un miembro de la nobleza no se le podia ejecutar como a un comun criminal y por eso se decidio que seria decapitado con una cimitarra, pues las espadas sarracenas poseian unos afiladisimos filos que cercenarian todo lo que se pusiera a su paso y la muerte se produciria de un solo golpe, sin dar tiempo a que Shion sufriera horriblemente.
Hera habia enviado en la noche a mensajeros a la celda del peliverde para tratar de obtener informacion, particularmente en cuanto al cuerpo de Shaka, pero Shion se nego a decir palabra alguna.

La reina ocupo el palco que le correspondia por su rango y se sento en la silla correspondiente, a un lado estaba el pequeno Siddartha y al otro la princesa Hestia. Los tres se sentian muy pesarosos por lo que estaba a punto de ocurrir pero Hera se vio sin otro remedio. La ley era la ley y como monarca ella debia ser la primera en dar ejemplo a pesar de que tenia un presentimiento en cuanto a que Shion les estaba ocultando algo.

Todo ya estaba listo para proceder a la siguiente fase. Shion se habia despojado de su capa y habia dejado al descubierto una camisa de lino blanco que desabotono hasta dejar el cuello descubierto. Hermes se coloco a su lado y se dispuso a leer el documento redactado y firmado por Su Majestad para llevar a cabo la sentencia despues de que el condenado pronunciara sus ultimas palabras. No obstante, al llegar al pie de pagina Hermes se dio cuenta de que habia una irregularidad, dejo de leer y se encamino hacia donde estaba la reina.
-Majestad -dijo senalando el pergamino- la sentencia no se puede llevar a cabo.

Todos los alli presentes, incluyendo a Shion, se quedaron perplejos al verlos hablar y notar la expresion de sorpresa en el rostro de Hera.
-Explicate, Hermes. -dijo la reina en un tono severo- ya es bastante tormento el saber que este hombre va a ser ejecutado.
-Senora, observad el pie de pagina. Firmasteis la sentencia, pero....
-(Hera de inmediato vio el error cometido) !Dioses!... no lleva el sello real.
-La ley es muy clara, Majestad, sin el sello vuestra firma no es valida.
-Entonces -dijo con voz pesada y al mismo tiempo esperando algun milagro pues en realidad no queria tener que dar muerte a Shion- !que alguien traiga el sello!.

Dio la orden y despacho a uno de los guardias junto con Hermes.
Mientras todos aguardaban el desenlace con el corazon en un puno, la frontera del reino acababa de ser cruzada por dos embajadores de la reina Atena que habian cabalgado sin parar desde que salieron de su reino pues la vida de Shion dependia de cuan rapidamente lograran llegar para parar la ejecucion. Habian sufrido algunos retrasos pero esperaban llegar a tiempo....
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Miér Sep 10, 2008 1:28 pm

ULTIMO CAPITULO.

El sello real se encontraba ya por fin en la mano de la reina y estaba a punto de estamparlo cuando se oyo una conmocion en la entrada al castillo. Hera dejo el sello y demando saber quienes eran los causantes de semejante alboroto.
No tuvo que esperar mucho cuando dos guardias se presentaron anunciando la llegada de tres embajadores de Atena con un mensaje de extrema urgencia.

La reina pidio que se presentaran de inmediato a ella preguntandose si el milagro que esperaba estaba a punto o no de cumplirse. Los embajadores se postraron a sus pies rogandole que se le perdonara la vida al caballero Shion, la reina se encontraba bastante molesta ya de por si y aquella interrupcion la habia alterado aun mas, claro que dando muestra de una increible sangre fria trato de mantener la calma al exigir una respuesta de ellos. Ademas, dos de los muchachos eran los hermanos de Shaka y Hera intuia que por fin hallaria las respuestas que buscaba.
-Que pruebas teneis de su inocencia?
-Mi senora.... -dijo uno de los mensajeros tendiendole un documento para que la reina lo leyera- .... leed, aqui hallareis las respuestas a vuestras preguntas.

Hera echo una rapida mirada y aunque tuvo que releer algunas lineas varias veces, comprendio que la ejecucion sino cancelarse por lo menos deberia posponerse, asi que ordeno a sus hombres que de inmediato Shion fuera conducido a palacio y hasta que se estableciera definitivamente su inocencia se le daria una habitacion mas de acuerdo con su rango. No obstante, debia considerarse aun bajo arresto y por lo tanto, varios centinelas permanecerian tanto fuera como dentro hasta que se diera una orden contraria.
El publico se disperso y Hera y sus nobles se dirigieron hacia la sala de reuniones para discutir el tema con los atenienses.

Hera se sento en su lugar habitual a la cabecera de la mesa y comenzo a leer silenciosamente el documento, el cual venia acompanado por una misiva escrita de puno y letra de la reina Atena, a los alli presentes. Las noticias dejo a todos sorprendidisimos cuando Hera lo mostro a sus consejeros.

Flashback

Shaka acababa de llegar al reino de Atena y por lo visto, !a tiempo!, pues en un lugar no muy lejano de donde se encontraban los ejercitos de Hades ya habian comenzado su ataque. Shaka, al entrar por otro lado de la frontera, habia logrado alcanzar un pequeno castillo que estaba a mitad de camino entre el del caballero Mu y el palacio de la reina y que por fortuna, pertenecia a uno de los miembros de su clan, el cual gustosamente le dio la bienvenida. Tuvo una alegria adicional al ver que sus dos hermanos tambien se encontraban alli.

A pesar de que Mu logro derrotar a algunos de sus atacantes, la mayor parte del ejercito del rey de Terra logro adentrarse aun mas en aquel reino. Shaka veia como uno por uno los castillos que habia entre el suyo y el del caballero Mu, iban cayendo y se preparo para la lucha. Estaba dispuesto a sacrificarse, no ya tan solo por su tierra natal, sino tambien porque sabia que del resultado de esta batalla dependian las vidas de miles de otras personas tanto aqui como en los otros reinos. Su ultimo pensamiento antes de salir a recibir a sus contrincantes que ya estaban a punto de atravesar las tierras lindantes al castillo fue para su amada esposa y hijito, al cual habian nombrado en honor al padre de Shaka.

Tras una durisima lucha entre sus hombres y los del bando contrario, los ejercitos de Hades se vieron reducidos a un punado de atacantes entre los que destacaban tres hombres que habian sido enviados por ..... !!!SHION!!!.... Aunque el caballero de cabellos verdes se encontraba a cierta distancia, Shaka lo reconocio de inmediato y su corazon se lleno de angustia, mas aun cuando vio que los atacantes que ahora se acercaban eran tres caballeros que otrora fueron amigos suyos y que estaban aunanando fuerzas para luchar los tres contra el. Shaka pidio a los hombres bajo su mando y sus dos hermanos que se marcharan de aquel lugar de inmediato. Ninguno de ellos queria hacer tal cosa pues sabian que aquello le conduciria a una muerte segura; insistio de nuevo el caballero rubio hasta que tuvo que amenazarles con denunciarles por alta traicion si no le obedecian.
-!Vamos! -les dijo entre dientes- alguien tendra que informar a Sus Majestades Hera y Atena de lo que esta ocurriendo.... !no tienen tiempo que perder!
Viendo que no les quedaba otro remedio le obedecieron, aunque Agora se quedo oculto entre unos arboles pues habia insistido en quedarse con Shaka mientras los demas se iban a informar a Atena. Shaka finalmente lo obligo a irse en el ultimo momento, pero el joven no habia ido muy lejos cuando resulto herido por una flecha que habia llegado de lejos y que habia sido lanzada sin ton ni son y el chico tuvo que ocultarse detras de unos arbustos para no ser visto o que se le diera por muerto.

Fin flashback

Agora comenzo a detallar lo que habia visto: Shaka habia luchado valerosamente contra tres caballeros vasallos de Atena que se habian vuelto traidores y que estaban cumpliendo con las ordenes de Shion. Tras una durisima pelea en la que Shaka malhirio a sus oponentes, finalmente estos lograron acabar con el al combinar sus fuerzas y atacarle todos al mismo tiempo. No obstante, recalco el joven las cosas no eran lo que aparentaban pues habia otro testigo mas que lo habia presenciado todo, la condesa Marin de Aquila.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Sáb Sep 13, 2008 11:34 pm

La condesa se habia vestido de hombre para acompanar a Agora y Shiva y aclaro que tal como decia la carta, Shion no habia hecho mas que cumplir con las ordenes de su soberana. Shion y los tres caballeros que habian atacado a Shaka en realidad eran espias que se habian infiltrado en los ejercitos del rey Hades.

-Caballero Shion, como es que no dijisteis nada de todo esto durante el interrogatorio? -demando saber la reina.
-Majestad, estaba bajo ordenes de no hacer mencion alguna...
-(Marin) Asi es, reina Hera, Shion no tenia en su persona prueba alguna con la que poder demostrar su inocencia para salvaguardar su seguridad. Pensad en lo que le habria podido ocurrir si hubiera sido descubierto antes de que nuestro reino se hallara a salvo... y por defecto.... el vuestro.

Aunque aun no conocia todos los detalles, Hera comenzo a comprender lo ocurrido y sonrio para sus adentros pues Atena habia seguido una importante maxima al enviar espias a Hades: "en el amor y la guerra vale todo". Ella tambien habia hecho algo similar al enviar a Hermes y la joven doncella a asistir a Rhea antes de que naciera Zeus... Entonces....
-Aun asi, Shion -le dijo mirandolo fija y seriamente- si me hubieras pedido una audiencia privada te habria escuchado? por que no confiaste en mi?
-Majestad, el tiempo no era oportuno.... perdonadme...
-Entiendo, caballero -dijo con tristeza- mis enemigos me conocen como a una reina vengativa, pero creedme todos los aqui presentes que mi interes en destruir a un enemigo tan solo se debe a que mi obligacion es la de proteger a este reino de aquellos que desean destruirlo. No me gusta tener que ir ejecutando a nadie... y tienes suerte, caballero Shion, que los embajadores llegaron a tiempo.
-Entonces -pregunto Agora- que intenciones teneis? En verdad creeis lo que os contamos, Majestad?

La reina se giro hacia el muy seria pues en cualquier otra persona aquella ultima pregunta le habria ofendido enormemente, sin embargo, no olvidaba que aquel chico era el hermano de su esposo, el tio de su hijo y tambien el habia sufrido una gran perdida personal. Asi que lo miro atentamente.
-Hermano, se que vos no teneis motivo para mentirme debido a los lazos familiares que nos unen y conozco la letra de vuestra soberana, los codigos de autenticidad de sus misivas, la clave en la que escribe y su sello a la perfeccion. Por supuesto, Shion quedara en libertad y se le compensara por el trato recibido aqui. No obstante, aun quedan algunas preguntas sin respuesta y es que quiero saber que paso realmente con mi esposo.

Hera averiguo por fin que los tres caballeros en realidad habian ido a entregar un mensaje a Shaka y avisarle de que ocurria. El supuesto combate en realidad no era mas que una farsa puesto que el rey Hades no confiaba plenamente en aquellos "traidores a Atena" y estaban vigilados de cerca. Las tropas que lideraba Shaka y el mismo habian despachado a los demas emisarios de Hades con excepcion de unos pocos que se habian quedado a lo lejos y enviaron a los tres ex-atenienses. Entre todos hicieron una bonita coreografia de movimientos para llevar a cabo la ilusion de que combatian pero en realidad los tres estaban pasando importante informacion en codigo al rubio y Agora, que estaba herido, habia oido todo. Ademas, de que las tropas que comandaba la condesa Marin luchaban con los otros terranos que se habian quedado atras.

-Senora, vuestro esposo resulto muerto a causa de una flecha envenenada que envio uno de los emisarios de Hades -explico Marin- los otros tres caballeros tambien habian salido heridos y nada pudieron hacer por el. Volvieron atras y lograron libertar a Shion, aunque este fue atrapado por el ejercito olimpico antes de que mis guerreras llegaran a su lado.
-Por que tardaron tanto en venir aqui? -pregunto Hera.
-Primero hubo que poner a salvo el cuerpo de vuestro esposo pues no tardo mucho en morir y al ver que Shion habia sido capturado por los vuestros, no perdimos tiempo en reunir la documentacion necesaria despues de vencer a Hades para venir hasta aqui. !Veo que justo a tiempo!.

Marin se saca algo de una pequena bolsa que llevaba colgada a la cintura, un objeto que entrego a la reina.
-Majestad, antes de morir vuestro esposo nos pidio que os entregaramos esto.
Hera tomo el objeto que se le entregaba y las lagrimas llegaron a sus ojos al reconocerlo aunque estaba ensangrentado. Era el panuelo de seda que le dio cuando se conocieron por primera vez y dentro de el se encontraba un anillo dorado: el de su boda.

Hera pidio a todos que se retiraran por ahora.

Unos dias mas tarde.
Una vez completadas todas las necesarias formalidades con los caballeros atenienses, se celebro el funeral de Shaka y un servicio en memoria de todos aquellos guerreros que habian perecido en la lucha. Fue un dia agridulce, una gran tristeza era sentida por la muerte de tantos valientes y tambien de las gentes inocentes que se habian quedado sin algun miembro de su familia; al mismo tiempo, un dia de jubilo debido a que su sacrificio no habia sido en vano puesto que el orden, la paz y la justicia por fin habian vuelto a ser restauradas por el momento.

Una vez terminadas las ceremonias, Siddharta y Hera se retiraron a sus aposentos y despues de dar las buenas noches al pequeno, Hera se marcho hacia su habitacion. Abrio un pequeno cofre del que tomo el panuelo ensangrentado y se coloco en su dedo el anillo que antes habia llevado su marido. Mientras miraba el fuego de la chimenea le parecio ver por un efimero momento la imagen sonriente de Shaka.

Adiós amor, abrázame
En otra vida espérame


FIN.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Dom Sep 14, 2008 7:31 am

He aqui la version original (en serbo-croata) de la cancion.

Oro
Ko li miluje milo moje?
Ko li usne te snene budi?
Ne zaboravi ime moje
Kada krene da, da te ljubi
Klasje moje ne spavaj
Njega ljubi, mene uspavaj

Ne lomi mi led, vodu nema
Ne soli mi ranu, suza nema
Ko li zaigra oro moje
Neka ne igra za nas dvoje
Klasje, mene uspavaj

Nuna nej, nuna nuna nuna nuna nuna nej
Nuna nej, nuna nuna nuna nuna nuna nej
Na Vidovdan, probudi me, da ga opet pogledam

Nuna nej, nuna nuna nuna nuna nuna nej
Nuna nej, nuna nuna nuna nuna nuna nej
Na Vidovdan, probudi me, da ga opet pogledam
Na Vidovdan, probudi me, još jednom da ga pogledam



Tranduccion por Dragan. (Existen unas tenues diferencias de significado entre una lengua y otra.

"Nuna nej" viene de la expresion "nunati", una expresion usada normalmente en las canciones de cuna.
Oro - baile y musica tipicos de los Balcanes.
Vidovdan - 28t de junio un dia muy importante en el calendario serbio ortodoxo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Katt
::Diosa del Olimpo Hera::
::Diosa del Olimpo Hera::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3683
Localización : En el Olimpo disfrutando lo de lindo
Fecha de inscripción : 18/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Mar Sep 16, 2008 9:11 pm



Mi querida Spica, no tengo palabras para agradecerte el regalito de Cumpleaños...
Simplemente precioso!!!!
Me has dejado al borde de las lágrimas y eso es bastante dificil en mi...

Mi agradecimiento y mi cariño eterno para vos hoy y siempre
Te quiero un Montón
Katt

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
spica66
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
::Caballero Dorado Shaka de Virgo/ Admin::
avatar

Femenino
Cantidad de envíos : 3796
Edad : 46
Localización : En el Jardin de los Sales Gemelos, meditando
Fecha de inscripción : 16/02/2008

MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   Miér Sep 17, 2008 3:18 am

Mi querida Katt:
No hay de que, carino. Te escribi el fic con muchisimo gusto y me alegra enormemente el saber que fue de tu agrado.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Oro (Songfic) (Shaka x Hera)   

Volver arriba Ir abajo
 
Oro (Songfic) (Shaka x Hera)
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Mi primer fandub Muerte de shaka
» Shaka de Virgo
» Habilidades de Shaka de Virgo
» Shaka de Virgo
» shaka~shani Dos historias de amor(

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Iced Heart :: ..::Fan Fics::.. :: Relatos no yaoi-
Cambiar a: